«Las voces del lago»

¡Hey gentecilla!
IMG_2828Siento que cada vez que os hablo de alguno de los libros de Bea me pongo un poco más blandita que de lo normal, pero no puedo evitarlo, lo siento. Hoy os quiero hablar de su última publicación: Las voces del lago, publicado de la manita de Nocturna y con una portada preciosa hecha por @iarhiee en Instagram (ya iba siendo hora de dar créditos a los artistas de estas preciosidades de portadas).

Antes de empezar a hablaros de esta preciosidad de historia quiero hacer un pequeño disclaimer y es que me es imposible hablaros de él sin hacer algún spoiler, por lo que, por favor, os adelanto que el libro es una maravilla (tiene un 5/5) y os pido que le deis una oportunidad a esta historia de fantasmas que no son tanto fantasmas como demonios, aquellos que todos llevamos irremediablemente dentro, de una manera u otra.

información

232Las voces del lago

Título originalLas voces del lago
Autor: Beatriz Esteban
Editorial: Nocturna Ediciones
Páginas: 448 páginas
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Temática: Paranormal
Fecha de publicación: 11 de febrero de 2019
Dónde conseguirloAmazonCasa del libro

historia

«A veces odiaba ver fantasmas».

Irlanda, 1997. Bree regresa con su madre al pueblo de su infancia para huir del dolor de la muerte de su padre. No obstante, la casa no resulta ser el refugio que esperaba: en medio de la oscuridad, las bombillas se rompen solas, en los espejos aparecen palabras y en las habitaciones se cuela un frío sobrenatural.

Es posible que, como su amigo Adam le asegura, tenga el don de percibir presencias extrañas. Pero a ella le recuerda más a una maldición. A fin de cuentas, a todo el mundo lo persiguen sus propios espíritus… y los de Bree han dejado de ser invisibles.

«Ya no sabía qué fantasma me asustaba más: el que habitaba la casa o el que habitaba nuestra piel. No sabía cuál nos mataría primero».

opinióna9b28cee5e8ab526008cc1b09b98d1b0Si os soy totalmente sincera no sé cómo empezar esta reseña correctamente… Siento que lo haga como lo haga, no le estaré haciendo justicia a Bree y su historia…

Creo que la mejor manera, o al menos la correcta, es deciros que Bea lo ha vuelto a hacer, ha vuelto a lograr con sus palabras abrirnos los ojos a una nueva realidad, a un mundo imposible de ver para muchos y aterrador para otros.

Ya sabía a lo que me atenía al volver a leer algo de Bea, por lo que sabía que esa historia de fantasmas no era más que una tapadera para mostrar algo más grande, algo más duro de ver, de leer y, por supuesto, de relatar; una realidad con la que, por desgracia, 1 de cada 100 personas tienen que convivir: la esquizofrenia

«Sólo odiamos a los demonios de los que hablas. Todos los tenemos, al fin y al cabo. La diferencia es que tú los ves»

Las voces del lago nos relata una historia desgarradora, dura, pero muy especial y, al final, humana. Con ella, Bea nos muestra que hay gente para quien los fantasmas y los demonios son tan reales como sentir el calor en verano y que no por ello debemos tratarles de una manera distinta, como monstruos, porque no lo son, son personas, como tú o como yo, tan solo tened en cuenta ese porcentaje que he mencionado antes: 1 de cada 100 personas con las que te cruces a lo largo de tu vida puede padecer esquizofrenia, y eso no les hace menos humanos. En cambio, si los tratamos como si no fuesen personas, humanos, eso sí que nos haría a nosotros ser unos monstruos.

«A veces al mundo le falta un poco más de humanidad»

1b4635a87ea589fbc56c3ba626f8961cLa historia que se nos presenta en esta novela nos mete de lleno en la mente de Bree, lo que nos ayuda a comprender sus demonios un poquito mejor. De hecho, yo me he pasado prácticamente toda la lectura con lágrimas en los ojos porque desde el principio comprendí muy bien lo que Bree sentía, aunque por suerte nunca haya tenido que pasar por ello, supongo que la pluma de Bea ayudaba de sobremanera a internarnos de lleno en la mente de Bree, a comprender su realidad, su sufrimiento.

Leer esta historia con su playlist de fondo tampoco me ha ayudado demasiado a contener las lágrimas y, sin embargo, os recomiendo que lo hagáis. Leed esta historia escuchando las canciones que la inspiraron y, sin daros cuenta, estaréis sintiendo mil emociones más a la vez al leer, sobre todo si prestáis un poco de atención a las letras.

«Hay que mirar al dolor a los ojos para poder darle la espalda»

Bree es un personaje con el que es imposible no empatizar, una chica que cree que sus fantasmas son reales, pero una chica normal al fin y al cabo, como tú y como yo, que tiene una vida normal (que no perfecta) a la que debe hacer frente día a día. Sin embargo, tras la muerte de su padre, Bree se vio obligada a crecer de golpe, a ejercer un papel que no tenía asignado, a cuidar de su madre todos los días, evitando que la depresión que sufre le consuma por completo.

La realidad de Bree es dura, de ver y de leer, no os voy a engañar, no vais a encontraros un cuento de hadas en su vida, sin importar que viva en Irlanda, una isla rodeada de leyendas, de magia, sí, pero también de fantasmas. Es una historia que yo categorizaría como amarga, dura, de principio a fin. Hay que estar dispuesto a abrirse al leerla, a abrir nuestra mente sí, pero también nuestro corazón; hay que estar dispuestos a entender y, sobre todo, a aceptar sin juzgar.

«Quizás teníamos que aprender a hacer las paces con las heridas que llevábamos dentro antes de que sanaran»

7979cc446ff921da404b785434a35ff9La primera parte me destrozó por dentro, desgarrándome por completo, de dentro hacia fuera. Lloré con Bree lo que no está en los escritos porque no es justo; no es justo que nadie tenga que sufrir lo que sufre ella, no es justo que nadie tenga que crecer antes de tiempo y, sin embargo, no es justo pero es real. Porque el duelo es parte de la vida tanto como la alegría de agarrar a un recién nacido y cada uno lo afronta de una manera distinta, algo que todos deberíamos comprender, siempre sin juzgar porque no entre en nuestro estándar de lo que debería estar pasando, de lo que esa persona debería estar haciendo.

Y, en cambio, la segunda parte fue la que más dura se me hizo. Leí esa segunda mitad en tensión, con la piel de gallina, con el miedo corriéndome por las venas, poniéndome en la piel de Bree más que nunca. Porque ese es uno de los dones de Bea: conseguir que estés en tensión constantemente dentro de una parte que relata una realidad tremendamente aterradora en la que empiezas a sentirte un poco como Bree: rota y sin saber si lo que ves es real o no.

«Ya no sabía qué fantasma me asustaba más: el que habitaba la casa o el que habitaba nuestra piel.
No sabía cuál nos mataría primero»

La pluma de Bea es, sencillamente, preciosa, sensible a la vez que dolorosa, siempre lo digo y me repito en mis palabras, porque es verdad. Aún no he encontrado ninguna prosa que se le parezca ni de lejos y eso es lo que hace de sus historias algo un poquito más especial. Porque construye historias que hablan de situaciones de las que nadie quiere hablar, que hacen que nunca vuelvas a ver lo que te rodea de la misma manera.

Las voces del lago relata una historia brutal, dura y desgarradora, que te abre los ojos a una realidad que no estamos acostumbrados a ver, abriéndote los ojos a base de golpes, de lágrimas, consiguiendo que, al terminarlo, ya nada vuelva a ser lo que era.

5

Nos leemos en el siguiente post,
Leire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s