«Aunque llueva fuego»

¡Hey gentecilla!
Para lo que os vengo a contar hoy no sé si este es el saludo más adecuado, pero es el que es, lo siento…

Como os dije hace unos pocos días, sigo de exámenes finales y mi tiempo de lectura estos días se ha reducido a los trayectos en transporte público y al poco rato que saco antes de irme a dormir, aunque siempre me acabo quedando dormida con el libro a mi lado y me despierto con él haciéndome compañía todas las mañanas.

El libro del que os quiero hablar hoy es un libro que me ha destrozado y recompuesto al mismo tiempo y con el que me he dormido a mi lado cada noche desde hace ya una semana (quizá por eso le he cogido el cariño que le tengo ahora). Hoy os quería hablar de Aunque llueva fuego escrito por Beatriz Esteban.

informaciónfinal-fuego-esteban-13

Aunque llueva fuego

Título original: Aunque llueva fuego
Autor: Beatriz Esteban
Editorial: La Galera
Páginas: 552 páginas
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Temática: Juvenil
Fecha de publicación: 17 de octubre de 2018
Dónde conseguirlo: Amazon, Casa del libro

 

historiaCuando Arielle llegó a casa de Chardin, con el cuerpo cargado de culpa y miedo, lo único que recibió fueron cuatro normas:

No hables nunca de lo que te ocurre.
No olvides respirar.
No olvides lo que te hace sentir viva.
Y por encima de todo: evita enamorarte.

Pero quebró la primera norma, después de haber destrozado la cuarta, olvidado la segunda y aplazado la tercera.

Francia, 1955.

Arielle Larue nació en medio de la guerra y arrastra el caos allá donde va. Su abuela intenta convertirla en la esposa perfecta, pero nada de lo que le enseñe puede frenar el secreto que lleva dentro. Un secreto que acaba causando la peor de las destrucciones.

Entonces Arielle es internada en Sainte Geneviève, para su protección y la de los que la rodean. Lo último que ella espera encontrar allí es una nueva familia; que empieza con Jem y sus palabras, con Nathan y sus chistes, con Claire y su miedo. Y que acaba con ella.

Una familia que luchará por mantener cueste lo que cueste. Porque vale la pena luchar por aquello que te hace soñar con lo que siempre has temido vivir.

opiniónNo sé por dónde empezar a hablaros de este libro. No sé si voy a ser capaz de hacerlo siquiera. Pero lo voy a intentar.

8f34d9681ea44226751f614d44bc3fadDescubrí la existencia de Aunque llueva fuego gracias a mi amiga Lidia, principalmente, quien, además, es una «lectora devota» de Beatriz Esteban desde tiempos inmemoriales. Me llamó la atención la portada y la sinopsis, y decidí que será buena opción pedírselo a los Reyes, sin saber nada más del libro. Tonta de mí, a medida que la gente lo iba leyendo iba descubriendo poco a poco piezas de la historia, que no eran spoilers, porque realmente no me contaban nada, pero fui descubriendo de qué iba realmente el libro, por qué situaciones había pasado la autora antes de escribirlo y por qué estaba pasando ahora. Y entonces llegó el día de Reyes, y ahí estaba, un libro gordito, con una portada preciosa y… que me daba miedo empezar. Sí, es así, me daba pánico adentrarme en la historia de Arielle y los suyos después de saber algunas de las cosas de las que trataba la novela, me daba miedo encontrarme en sus palabras, me daba miedo llorar, me daba miedo sentir… Tenía entre mis manos un libro precioso que podía hacerme o mucho daño o mucho bien y me daba verdadero pánico leerlo.

Empecé Aunque llueva fuego en un trayecto de casi una hora en autobús, el que tengo todos los días hasta llegar a mi universidad, leí menos de 20 páginas y lloré con ellas tres veces. Cerré el libro y me prometí a mi misma no seguir leyendo hasta estar realmente preparada para afrontarlo. No quería abrirme, no quería dejar que la historia y las palabras de Arielle y Bea me calasen, no quería dejarlas entrar, principalmente porque iba a sufrir. Ya lo sabía, claro, sabía desde antes de empezarlo que iba a llorar, iba a reír, iba a hacer todas esas cosas mientras lo leyese, pero no estaba preparada. Dos días después, lo volví a coger, ahora mandando al diablo mis miedos, el miedo a abrirme en canal y dejar que las lágrimas saliesen, que la risa me llenase el pecho, que las palabras de Arielle me inundasen… y, ahora mismo, sé que fue la mejor decisión que pude tomar.

44daab7171b88e59c46b58a0bf478d2bAhora, después de haberlo acabado, y haberme leído hasta la más mínima palabra en esas 552 páginas, escribo esto con las manos temblando ―y no del frío―, y con las lágrimas aún corriendo por mis mejillas, pero recompuesta. Porque este libro destruye y recompone, todo al mismo tiempo, pero solo si estáis dispuestos a dar cuando empezáis a leerlo.

Dejando de lado lo que me ha hecho sentir esta novela, que para mí es más inefable que cualquier otra cosa, quiero hablaros de ella, como hago con todas las reseñas, contaros sobre las cosas banales que no tienen nada que ver con el lector, porque cada lector es un mundo.

Los personajes… qué os puedo decir de ellos. Son maravillosos, en todos y cada uno de los sentidos de la palabra, todos ellos. Arielle es esa chica insegura, con sus propios miedos, como todos, es real, es risueña muchas veces y taciturna otras tantas. Es una hija de la guerra, como ella misma se define, a la que le ha tocado vivir y ver demasiado, tanto, que a veces incluso la puede, pero es un personaje verdaderamente especial, al que se le coge cariño demasiado rápido. Jem es esa luz al final del túnel que todos los que estamos perdidos deseamos ver cuando la oscuridad nos atrapa, es una persona callada, sencillo y con demasiado peso a sus espaldas. Es un chico al que se le hace fácil culparse, pero perdonarse le cuesta tiempo. Claire… Claire es… indescriptible, alegre, temeraria, viva, en todos los sentidos, pero también es influenciable, solo quiere escapar un segundo, evadirse, dejar de pensar. Claire es la alegría y la tristeza combinadas en una misma persona, es tan real, tan factible, que sientes que no es un personaje, que es algo más, que se merece más… De Nathan solo puedo decir cosas buenas, es el que me ha hecho reírme como una idiota entre lágrimas con sus chistes malos, es un soñador, con sus miedos, como todos, pero el más alegre de todos ellos sin duda alguna, el típico amigo que se dedica a romper los silencios incómodos con alguno de sus chistes malos. Y no b7d8ebb24b4e0225822463e4762826f7podía cerrar este apartado sin hablar de Chardin o Edith… Chardin, ese señor misterioso de Capelle, que calla mucho más de lo que habla, que hace cosas inesperadas en el momento en el que todo iba bien, y Edith, la abuela de Arielle, chapada a la antigua, como era de esperar, esa señora seria, cuyas muestras de cariño eran más bien escasas y a la que he querido dar un guantazo más de una vez por alguno de sus comentarios, lo admito.

La historia es… sencillamente perfecta. No es lenta en absoluto, ni rápida, tiene el ritmo que tiene que tener, se desarrolla de una manera tan, pero tan bonita, que es imposible que deje indiferente a nadie. La pluma de Bea ha conseguido atraparme desde el primer momento y también ha hecho que tenga el libro lleno de post-its de tres colores diferentes, porque dos los he gastado por completo (aviso: el paquete estaba recién comprado…). No me he quedado con ganas de más, tampoco se me ha hecho largo, creo que la historia de Arielle tenía que empezar y acabar así, la vida no es un cuento de princesas, y eso Bea lo ha sabido plasmar muy bien, ha sabido mostrarnos esos claroscuros con una delicadeza asombrosa, ha conseguido mantener ese «rigor histórico» que todos esperamos en una novela con estas características, creando algo nuevo, que no esperábamos, lleno de magia.
8138370968_bb8db6f92e_b

Lentamente y con buena letra este libro se ha hecho un hueco tanto en mi lista de libros favoritos ―en las primeras posiciones―, como dentro de mí, ¡a ver quién consigue sacarme ahora la historia de Arielle de dentro, que lo intenten!

Una historia preciosa, para la que hay que estar dispuesto a abrirse en canal, a exponer tus propios miedos y sueños, unos personajes reales, maravillosos y especiales en todos los sentidos, y una novela escrita con una delicadeza que nunca había leído antes y que me ha sacado más de una lágrima, tantas, que creo que podrían llenar una bañera con todas las que he soltado solo al terminarlo.

No me voy a cansar de recomendárosla, de pediros que la leáis, que os abráis en canal, que dejéis de lado los miedos… que viváis, vivid siempre.

Y yo, antes de acabar, solo por si acaso estás leyendo esto, te quería dar las gracias a ti, Bea, gracias, puedo decirlo más alto pero no más claro. Gracias por escribir la historia de Arielle, por hacerme reír con los chistes malos de Nathan o llorar con las palabras de Jem, gracias por mostrarme que, aunque todo parezca oscuro, siempre queda una pequeña vela encendida, que los miedos están para sobreponerse a ellos y, sobre todo, gracias por recordarme que hay que vivir, vivir siempre. Gracias por todas y cada una de tus palabras, ahora sí te puedo decir algo que no pude en tu presentación el pasado sábado en Madrid, he encontrado en tus palabras, en las palabras de Arielle, mis propios miedos, pero también, como tú bien escribiste, he descubierto parte de mi propia fuerza, gracias por todo eso.

Y ahora, antes de que me ponga más sensiblona, porque… no puedo más, yo le voy a dar un 5/5 aunque le daría un prado entero lleno de flores en primavera, un rosal blanco que cubriese una pared entera lleno de flores, porque, de verdad, se lo merece.5

Nos leemos en el siguiente post,
Leire

5 comentarios sobre “«Aunque llueva fuego»

  1. Gracias a ti, Leire, me he emocionado muchísimo ❤️ Y aunque no pudieras venir a la presentación de Madrid, espero que nos veamos muy pronto (guiño guiño) para darte las gracias en persona. Es precioso crear y sentir que de alguna forma has compartido un trocito muy importante de ti. Que esa parte de ti ahora vive en otros ❤️

    Le gusta a 1 persona

    1. Ay jo ❤️ Que ilusión que lo hayas leído y sí que estuve en la presentación de Madrid, lo que pasa es que aún no lo había podido leer (principalmente porque me daba miedo) por lo que no te pude decir nada de la historia de Arielle, pero me encantó ir y escucharte 💕😉

      Le gusta a 1 persona

      1. Ay no, que no pasa nada jolín ❤️ Me ha encantado leer tu comentario, me ha hecho mucha ilusión. Estoy deseando volver a leerte y escucharte. Aunque como me hagas sufrir tanto… Bueno, te lo acepto porque merece la pena 😉

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s